Embajada de Costa Rica

El nuevo milenio- siglo XXI 

 
La entrada del país al siglo XXI se ha visto marcada por un cuestionamiento de su modelo democrático. El sistema bipartidista comenzó a decaer en el 2002 cuando fuerzas políticas nuevas, comenzaron a tener gran protagonismo, al tiempo que los partidos tradicionales (Partido Liberación Nacional y Partido Unidad Social Cristiana) perdían peso electoral, algo similar a lo ocurrido en casi toda Latinoamérica recientemente. Algunos analistas consideran que dicha situación se debe en gran parte a los escándalos de corrupción en que se han visto envueltos ex presidentes y altos dirigentes de los dos partidos tradicionales. A su vez, existe una apatía y un descontento generalizados debido al desempeño de muchas de la las instituciones públicas, todo lo cual se evidenció con el fortalecimiento de varios partidos políticos (Movimiento Libertario, Partido Acción Ciudadana y Partido Frente Amplio, entre otros).
 
Durante el gobierno de Abel Pacheco de la Espriella, elegido en 2002 en segunda ronda electoral, algo que no sucedía desde 1948, el país se vio sacudido por el descubrimiento de dos casos de corrupción donde se involucra a dos ex-presidentes de la república (Calderón Fournier y Rodríguez Echeverría) y posteriores cuestionamientos a otro (Figueres Olsen). Además, se inaugura el Puente La Amistad sobre el río Tempisque, obra de la República de China en Taiwán, que permite al país una mejor comunicación con la Península de Nicoya. A pesar del gran apoyo inicial por parte del pueblo, el gobierno de Pacheco se caracterizó por no tener el apoyo de su partido, por lo que fue de gran austeridad y hubo una sensación de que el país "se estancaba", lo que fue en detrimento de su figura. A esto se le une que en 2003, la jueza costarricense Elizabeth Odio Benito es nombrada jueza del Alto Tribunal de la Corte Penal Internacional, sin el apoyo del gobierno de Pacheco, y que ese mismo año Pacheco manifiesta su apoyo a la invasión estadounidense a Iraq, lo que iba contra la mayoría de la opinión pública y contra la política de neutralidad del país. Un año antes, el periodista Parmenio Medina, había sido asesinado consecuencia de sus denuncias en torno a irregularidades con la emisora Radio María.
 
En 2006, se da el segundo periodo de gobierno de Oscar Arias Sánchez, quien ganaría por estrecho margen las elecciones a su contendiente Ottón Solís Fallas, en medio de una polémica suscitada por la aprobación de la reelección presidencial mediante la derogación de un artículo de la Constitución Política realizado por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, a pesar de haber fallado en contra de la reelección en dos oportunidades anteriores. El segundo gobierno de Arias se vería enmarcado por la confrontación de los grupos a favor y en contra del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que incluso provocarían la renuncia del entonces vicepresidente de la república Kevin Casas Zamora. El tratado sería finalmente aprobado en referendo en 2007, también por estrecho margen, en un hecho sin precedente en el país: era la primera vez que se consultaba al pueblo por la aprobación de un tratado comercial. Durante el mismo gobierno de Arias se romperían relaciones diplomáticas con Taiwán y se iniciarían con la República Popular de China, lo que haría que meses más tarde el país recibiera la visita del presidente de esa nación Hu Jintao, siendo la primera vez que un mandatario de la nación asiática visita Centroamérica. En 2008, se reactiva el ferrocarril. En 2009, el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva visita el país. Hacia el final de su gobierno, es derrocado el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y llevado a Costa Rica, desde donde Arias trata de mediar para solucionar la crisis política de aquel país, cosa que al final no lograría.
 
Desde el 2008, el país se ve afectado, como el resto del mundo, por la Crisis económica de 2008-2011, así como, desde mediados de marzo de 2009, por la pandemia de gripe H1N1, hecho que llevó incluso a suspender la tradicional romería a Cartago ese año. Entre los desastres naturales, en 2008, el país fue abatido por la tormenta tropical Alma, en 2009, sufre las consecuencias del terremoto de Cinchona y en 2010, los estragos por las lluvias causadas por el huracán Tomás.
 

En las elecciones nacionales del 7 de febrero del 2010 venció la oficialista Laura Chinchilla Miranda, siendo la primera vez que una mujer ejerce la primera magistratura costarricense, y la quinta en América Latina. Posteriormente, el país se vio inmiscuido en un conflicto diplomático con Nicaragua en torno a la costarricense Isla Calero, que debió resolverse en la Corte Internacional de Justicia. En el plano interno, su gobierno se ha caracterizado por críticas principalmente hacia las medidas para mejorar la seguridad ciudadana, considerado por los costarricenses como el principal problema del país, así como problemas de infraestructura vial y de puentes (como la carretera a Caldera, inaugurada en el gobierno de Arias, o el puente sobre el río Virilla en la vía que une Alajuela y San José), y crisis en finanzas de instituciones públicas como la Caja Costarricense de Seguro Social. A pesar de todo esto, el 26 de marzo de 2011 se inaugura el Nuevo Estadio Nacional de Costa Rica, construido con una donación de la República Popular de China, en medio de celebraciones deportivas y culturales. Dos meses después, se aprobaría un tratado de libre comercio con esa nación. 

Powered By Website Baker